sábado, 29 de diciembre de 2007

Cadera: piernas y brazos

Lo que llamamos la cadera es punto de conexión de todo el cuerpo (si pensamos o sentimos partes diferenciadas como brazos, pecho, pierna, espalda,etc.). Muchas incomodidades y problemas técnicos del movimiento (o incluso de la quietud) no se deben tanto a una no habilidad de alguna parte del cuerpo sino más bien a cómo esa parte se conecta con el resto y lo influye.

Veamos: si tengo las piernas pesadas debido a la tensión acumulada por varias horas de bailar, seguramente tedré una sensación de cansancio en la esplada, el pecho arqueado y la planta de los pies muy dura. Bueno, es probable que la tensión en las piernas tenga varias causas (la principal: uno mismo se tensa), pero asumiendo que ya están doliendo, podemos mejorar el estado de cosas del resto. Si visualizamos la cadera (es decir: cerramos los ojos e imaginamos, vemos y sentimos al mismo tiempo, esta región corporal) y pensamos en trasnformarla en una bóveda de aire que conecta las piernas a todo el resto del cuerpo, pensamos en hacer que la cadera separe lo que ocurre en las piernas (ese malestar y fatiga) del resto, experimentaremos enseguida una sensación de alivio.

Si tenemos dolor en los brazos y/o espalda, seguramente estemos transmitiendo estas sensaciones a las piernas. En ese momento, podemos activar la cadera como un punto de conexión transformable, que une espacialmente brazos/espalda-piernas pero no permite que sensaciones inconvenientes pasen de un lado al otro.

Este proceso de deconectar una parte del cuerpo del resto para evitar efectos adversos puede hacerse con cualquier zona de nuestro cuerpo. Este ejercicio responde a un trabajo de sensibilización y construcción del esquema corporal .

Una de las cosas más interesantes de este trabajo (además de los beneficios técnicos y hasta terapéuticos) es conocer cómo nosotros podemos crear nuestras sensaciones y condiciones de movimiento. Normalmente, tendemos a creer que padecemos o disfrutamos con el cuerpo según cómo las condiciones externas nos influyen, teniendo así una relación activo-afuera y pasivo-cuerpo. Ahora bien, este trabajo y muchos otros (que ustedes mismos pueden inventar de acuerdo a sus intereses y/o necesidades) señalan que esto no es necesariamente así.

Por último, quiero decir que si algún día están bailando por placer o limpiando en casa o tienen que salir al escenario y algo les duele, una buena manera de llevar adelante lo que hagamos, es entender que podemos elegir cómo nos afecta lo que nos afecta. Así que, aislen la zona dolorida (también pueden relajarla, imaginar que no duele, etc.), y sigan adelante. La creatividad no es sólo inventar cosas especiales /lindas, también es transformar o crear a partir de cualquier situación que se nos presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada